3 PROBLEMAS DE LA MUJER PROFESIONAL QUE LE IMPIDEN ENCONTRAR EL AMOR

 

 N.1 ALTAS EXPECTATIVAS

Al llegar a cierto nivel de éxito o independencia económica, llegamos a sentirnos muy valiosas. Lo cual nos hace sentir que ahora somos dignas de un “rey” un hombre que está a nuestro mismo nivel. Un hombre responsable, exitoso, amable, amoroso, que se quiera casar, que no tenga amigos, guapo, etc. Y eso es maravilloso, sin embargo, el hecho de ser una mujer exitosa no quiere decir que tengas TODAS esas características que pides en un hombre.

A veces queremos un rey, pero aún no somos precisamente unas reinas. Por ejemplo, podemos ser unas mujeres estresadas, altaneras, presumidas, adictas al trabajo, poco empáticas, etc. Y me incluyo porque la verdad es que era mi caso. Siendo sinceras, he visto muchas mujeres que lo son y no quiere decir que necesitamos ser perfectas. Precisamente el hecho de pensar que necesitamos ser perfectas es lo que nos vuelve “loquitas” por decirlo de alguna manera y no lleva pedir demasiado de los demás. Y en el amor, esto resulta catastrófico, pues ningún hombre resulta por ser “suficiente” y pues preferimos quedarnos solas.

¿Solución?

Define a tu hombre ideal en dos partes. Haciendo una lista de “Lo que SÍ quieres” en un hombre y “Lo que NO”. Descríbelo con todo detalle, en todos los aspectos. Y al final analiza si tienes todo eso que pides, de lo contrario NO lo puedes pedir. Sé honesta, objetiva y realista. Considera que nadie es perfecto y que hay características que pueden ser flexibles como lo es el físico, por ejemplo. Esto no quiere decir que seas conformista, para nada apoyo esto, pero si que seas más realista en base a un análisis personal. Necesitas estar en las condiciones de poder ofrecer lo que pides. Si ves que te faltan cualidades, ponte manos a la obra para desarrollarlas.

 

 

 N. 2 SIN TIEMPO DE SOCIALIZAR

Sé que el trabajo y el éxito profesional demandan mucho tiempo todos los días. Este es uno de los mayores problemas con el que se enfrenta la mujer profesional, y aún más cuando son madres solteras. Pero si realmente deseas una relación es necesario que hagas un espacio para salir a socializar, pues te servirá para relajarte y tener incluso mejor rendimiento profesional. Cuando una persona verdaderamente quiere una relación, busca el tiempo. Si no lo tienes, pregúntale a tu corazón si de verdad quiere estar al lado de alguien, tiene miedo o sigue dolido por la última relación. Puede que tus sentimientos profundos te estén llenando de compromisos o de excusas para no salir en busca del amor, de tu propia felicidad. Y esto no quiere decir que estés mal, solo que hay cosas que sanar.

¿Solución?

Escribe una lista de tus excusas para no salir y una solución a cada una de ellas. Al terminar, y ver que realmente podrías hacerlo, conecta con tu corazón y pregúntale que siente, cuál es su miedo. Al obtener las respuestas, empieza a trabajar en ellas. Sanarás desde la raíz y verás cómo las excusas desaparecen, pues tu corazón estará liberado y su energía liberará tus caminos al amor.

 

 

 N. 3 DEMASIADO EXITOSA E INDEPENDIENTE

Muchas mujeres que me han contactado creen que su problema en el amor es debido a su éxito, pues creen que eso asusta a los hombres. Pero esto no es del todo cierto. Si a un hombre le asusta el éxito de una mujer, es porque se siente inferior, que determina que tiene baja autoestima. Pues en realidad nadie es superior o inferior a nadie, simplemente somos diferentes. El hecho de que un hombre se aleje de una mujer con éxito es incluso bueno, pues alejará a los hombres que tienen problemas de autoestima. Un hombre seguro de sí mismo, exitoso y profesional, incluso desea estar al lado de una mujer que también lo sea. Si en este momento no estás atrayendo hombres exitosos y seguros de sí mismos, puede ser porque eres demasiado independiente. Esto quiere decir, que con tu actitud dices: – “Yo no necesito a nadie” “Estoy bien sola” “No me importan los hombres” “No deseo una relación”. Aunque no lo creas, he visto esa actitud en muchas mujeres, que incluso se puede ver un poco como feminismo. Esta bien que seas independiente, pero cuando caes en el otro extremo, terminas viéndote como una mujer fría, amargada, cerrada y tan dura como las piedras. Y obviamente, ningún hombre desea estar a un lado de una mujer así. Esa actitud si que aleja a un hombre.

En algunas ocasiones, incluso si llegan a tener pareja, esa actitud orilla al hombre a buscar otra mujer más cálida y amorosa. A los hombres les gusta sentirse admirados y su instinto es de proveer y cazar. Si no pueden cazar, porque su “presa” (la mujer) no se ve apetitosa, pues es demasiado fría y no pueden proveer, buscarán otro lado donde lo puedan hacer.

¿Solución?

Aunque seas poderosa, de vez en cuando pídele un favor pequeño. Cómo abrir una lata, una botella, deja que te abra la puerta de coche, deja que siempre pague en sus citas (jamás pagues tú). Halágalo un poquito, que se sienta admirado sin caer en la adoración. Dile que la pasas muy bien con él y, sobre todo, en tu mente ten en cuenta que todos necesitamos amor, acepta que tu vida estaría más divertida y amorosa con un buen hombre a tu lado.

¿Necesitas ayuda para lograr una hermosa relación de pareja?

Envíame un mail a coachpaolavega@gmail.com

 

 

Con amor, tu coach Paola Vega 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *