¿EL AMOR ES ALGO ESPIRITUAL?

 

 

Uno de mis propósitos de este año es desarrollar mi espiritualidad y en mi búsqueda de herramientas para desarrollarla he encontrado cosas muy interesantes que se aplican totalmente al amor propio y de pareja, por lo tanto, he decidido compartir con ustedes este tema. Una de las cosas que más me llamó la atención fue una definición que me gustó mucho de lo que significa ser espiritual, que es la siguiente:

 

La verdadera espiritualidad es aquella que nos hace conscientes de nuestra verdadera identidad y nuestras cualidades originales. A menudo el ser humano se ha quedado atrapado en una visión limitada de sí mismo, apegándose al mundo de la materia y los sentidos, y alejándose de su ser interior.

Para que una persona pueda desarrollar su potencial espiritual, es necesario que tome conciencia de que los principios de la espiritualidad descansan sobre 4 pilares:

 

1.-Autoconciencia:

Que significa conocerte a través de la autoobservación. Identificar que es lo que te hace daño y sanarlo. Conocer la calidad de tus pensamientos, tus palabras, tus sentimientos y actos.

Conocer tu propósito de vida, lo que deseas sentir y hacer sentir a los demás para tomar acciones congruentes en base a lo que deseas lograr.

Aplicado al amor, sería por ejemplo: ¿Cómo te sientes ahora? ¿Cómo verdaderamente te quieres sentir? ¿Qué es lo que haces sentir a tu pareja? o ¿Qué has hecho sentir a tu ex pareja?

Si quieres sentirte amada y valorada, es necesario que primero logres ese sentimiento por ti misma con ayuda profesional si aún no lo has logrado sola. Si deseas que te ayude a lograrlo, llena un pequeño formulario dando click en la palabra AMOR  y yo te estaré contactando personalmente para escuchar tu caso en particular y explicarte como te puedo ayudar.

Una vez que logres sentirte amada y valorada por ti misma, puedes enfocarte en analizar cómo actuar para que tu pareja también se sienta amado y valorado. No se trata de darle tu vida completa, si no de hacerlo sentir que está al lado de una mujer valiosa, que lo valora y ama sin una dependencia emocional enferma, que además, pide lo que puede dar.

2.-Autoconfianza:

La autoconfianza se desarrolla como consecuencia de tu autoconocimiento. Pues así sabrás a dónde vas, cómo actuar, tus fortalezas y áreas de oportunidad.

Cuando crees en ti misma, desarrollas de forma automática fe en tu capacidad para superar los miedos, sentimientos de culpabilidad y otras emociones negativas.

En pocas palabras, reconoces tu poder como co-creadora de tu realidad. Dejas de ser victima de lo que te pasa y reconoces tu responsabilidad y poder para crear tu propia vida.

En las relaciones de pareja, TÚ ELIGES a tu pareja y TÚ PUEDES DEJARLA en cualquier momento. Siempre tienes el poder total. ¡Vives en un país libre! Utiliza tu poder con confianza. Elige diferente y suelta todo lo que no te lleva a tu felicidad.

Si eres hija de Dios creada a su imagen y semejanza, por lógica entonces, tienes el poder de crear también. ¡Es un regalo divino!, Si partes desde ese punto, podrás tener más confianza en ti misma.

3.-Auto-respeto:

Determina lo valiosa que eres, tus límites y haz que se cumplan por los demás y por ti misma también. Muchas veces pedimos que nos traten con respeto, pero te dices pendeja/tonta/idiota/mensa muchas veces al día en tu mente o en voz alta, entonces ¿Cómo podrán respetarte los demás si aún no te respetas a ti misma?

Es importante que te enfoques en respetarte para que los demás te respeten y empezarás también a tener más facilidad para respetar, tolerar y perdonar a los demás. Pero sobre todo, atraerás a personas y por supuesto hombres, que te respeten.

Hazte la siguiente pregunta ¿Me respeto verdaderamente? Esto incluye tu forma de descansar, de escuchar a tu cuerpo, de escuchar tus necesidades, de comer, de tomar alcohol, de elegir parejas, amigas, trabajos, etc.

4.-Servicio a la humanidad

Toda acción trae una reacción, y por lo tanto, lo que lo que piensas, dices y haces más tarde o temprano retornará hacia ti.
Aquello que nosotros queremos de los demás debemos darlo primero. A nivel espiritual en el dar, se encuentra implícito el recibir, siempre y cuando sea incondicional.

Aquello que nosotros queremos de los demás, debemos darlo primero. Por eso soy tan insistente en que hagan la lista de lo que desean en un hombre, para que puedan identificar las cualidades que piden y sobre todo desarrollarlas.

Esto se resume en dos frases: “Da a los demás lo que quieres recibir” y “Conviértete en la pareja que deseas tener a tu lado”.

Conócete, confía en ti, respétate y da lo mejor de ti para lograr ser amada por un hombre maravilloso y por muchas personas.

Considero que nuestra existencia en este mundo es muy fugaz, somos seres espirituales viviendo una experiencia terrenal. Sigue los deseos de tu corazón, conócete, ámate y ama a los demás con intensidad porque recuerda que tu existencia en este mundo terminará. Deja tus miedos a un lado y date la oportunidad de estar a un lado de un hombre maravilloso.

Al final de tu vida, lo único que importará es cuanto amaste y si fuiste feliz. 

La posibilidad de que no se logre una relación como deseas y que te duela un poquito existe, no te voy a mentir. Pero también existe la posibilidad de que seas inmensamente feliz. El dolor del arrepentimiento de no haberlo intentado es mucho más fuerte que el de una decepción amorosa.

Hay un poema de la madre teresa de Calcuta que me gusta mucho, se llama “Hazlo de todas formas” que ilustra la anterior idea.

A menudo la gente es irrazonable, ilógica y egocéntrica. 
Perdónalos de todas formas. 

Si eres amable, la gente puede acusarte de egoísta o de tener segundas intenciones. 
Sé amable de todas formas. 

Si eres exitoso, ganarás algunos falsos amigos y algunos verdaderos enemigos. 
Ten éxito de todas formas. 

Si eres honesto y franco, la gente puede engañarte. 
Sé honesto y franco de todas formas. 

Lo que tardas años en construir, alguien puede destruirlo en un instante. 
Construye de todas formas. 

Si encuentras serenidad y felicidad, pueden tener celos. 
Sé feliz de todas formas. 

El bien que haces hoy, a menudo será olvidado mañana. 
Haz el bien de todas formas. 

Da al mundo lo mejor que tienes y puede que jamás sea suficiente. 
Da al mundo lo mejor que tengas, de todas formas. 

Verás, el análisis final es entre tú y Dios; 
nunca será entre tú y ellos, de todas formas.

Madre Teresa de Calcuta

Espero que esta carta te ayude a lograr ser amada como deseas y seas muy feliz. Dios, el universo y las personas a tu alrededor se alegrarán de verte siguiendo los deseos de tu corazón.

Con amor, tu coach Paola Vega   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *