LAS 5 HERIDAS DEL ALMA Y CÓMO SANARLAS PARA SER FELIZ

 

¿Sabías que todos tenemos cinco heridas emocionales que nos impide tener éxito en el amor y en nuestra vida en general?

 

Estoy segura de que muchas veces te has preguntado el por qué vives un tipo de experiencia dolorosa, el por qué atraes el mismo tipo de hombres negativos y, sobre todo, por qué a pesar de ser buena persona e intentar cambiar, sigues cayendo en las mismas situaciones. Bueno, sé lo frustrante que puede ser, pero la buena noticia es que hoy te doy una explicación, una respuesta a todas esas preguntas, pero sobre todo, una profunda y hermosa solución basada en el libro “Las 5 heridas que te impiden ser uno mismo” de Lise Bourbeau.

 

Es importante que mantengas tu mente abierta para leer esta carta, pues la teoría que se maneja puede ser un poco controversial para muchas personas. Sin embargo, te invito a leer esta carta con el corazón y tomar las herramientas que desees para aplicar en tu vida, que estoy segura de que te ayudarán muchísimo.

 

Todos tenemos 5 heridas emocionales que nos impiden ser nosotros mismos, o dicho de otra manera, que nos impiden ser felices. Hemos nacido con estas heridas y son desarrolladas en los primeros años de nuestra vida, unas antes que otras.  Las heridas son: Rechazo, Abandono, Humillación, Traición e Injusticia.

 

Esta teoría dice que, nuestras heridas son las lecciones que necesitamos trabajar en esta vida y antes de encarnar en esta tierra, nosotros mismos elegimos trabajar una o dos de ellas. Para lo cual elegimos a los padres perfectos que podrán crear las condiciones necesarias para que podamos sentirlas, pero sobre todo, sanarlas.

 

Estas heridas son las causantes de tus repetitivos “fracasos” en el amor y en todas tus relaciones, incluida, la relación contigo misma.

 

Al igual que todas las heridas físicas, las estas cinco heridas emocionales son muy dolorosas, por lo tanto, hemos tenido que recurrir a máscaras que impida un poco sentir ese dolor. Sin embargo, no es malo crear esas máscaras, ya que ser capaz de crear una máscara para no sufrir es un acto heroico, un acto de amor contigo misma.

 

Estas heridas nos hacer querer cambiar a los demás, sin darnos cuenta de que lo que no aceptamos de los otros, son aspectos de nosotros mismas que no deseamos ver por temor a CAMBIAR. Por eso resulta beneficioso reconocer nuestras heridas, pues esto nos permite sanarlas, antes de querer cambiar a las demás personas. Pues hay que aceptar que a lo que tememos o reprochamos a los demás, nosotros mismos se lo hacemos otros, y, sobre todo, a nosotros mismos.

 

Cuánto más tiempo esperemos a curar nuestras heridas, más se agravarán y más problemas tendremos. Por lo tanto, a continuación, te doy un resumen de las características de cada una de las heridas, cómo las puedes detectar según la forma de tu cuerpo y cómo te hacen reaccionar en tus relaciones amorosas, para que puedas identificar las que más te mueven. Una vez que las conozcas, al final te diré como sanarlas. ¡Empezamos!

 

 

1.-Rechazo

Surgimiento de la herida: No siente el derecho de vivir. Pudo ser un hijo no deseado, o nació con el sexo opuesto al que deseaban sus padres.

Sus características son:  le da miedo con facilidad y sus ojos están ausentes, vacíos y a veces asustados. Esta persona no es muy objetiva en la asimilación de hechos con las personas que se rodea, pues interpreta a través de su filtro de la herida y se siente rechazada a pesar de que no lo sea. No se siente valorada. Dicen cosas: no me quieres, no me haces caso, me ignoras. Tiende a huir y tiene problemas para vivir a su niño interior.

Vocabulario: nulo, nulidad, nada, inexistente, desaparecer.

Alimentación: Pérdida de apetito por las emociones. Come poco, abusa del azúcar, consume alcohol o drogas. Tiene tendencia a la anorexia

Enfermedades:  problemas respiratorios, diarrea, arritmia, cáncer, alergias, desmayos, estados de coma, diabetes, depresión suicidad, hipoglucemia, sicosis.

 

Su físico es

 

Su forma de relacionarse en pareja es elegir personas que no la aceptan, que las rechazan. Evitan el sexo, pues no creen necesitarlo o creen que interfiere con su espiritualidad, sobre todo después de ser madres. No le gusta mucho que la toquen, prefiere la soledad. Es rencorosa y llega a odiar con facilidad.

Se desarrolla con el progenitor del mismo sexo, siente un rechazo por el y llegan hasta odiarlo. Es perfeccionista y desea a toda costa quedar bien.

Edad en la que se desarrolla en el primer año de vida

Su máscara es ser huidizo

Su temor es el pánico, pues cree que no puede manejar el miedo y se paralizará.

 

 

2.-Abandono

Surgimiento de la herida: Carencia de muestras de afecto o el tipo de afecto deseado

Sus características son: busca estar siempre en compañía, si no la encuentra recurre al televisor al celular. Tiene ojos tristes. Dificultad para decidir o hacer cualquier cosa. Pide favores que no necesariamente hace. Tiene dificultad para aceptar un “no”. Tiene voz infantil. Es triste y llora fácil. Causa lástima, se retrae físicamente, un día esta triste y al otro alegre.

Vocabulario: ausente, solo, no soporto, devoro, no me sueltan.

Enfermedades: Bulimia, enfermedades raras, enfermedades incurables, lumbalgia, bronquitis, migrañas, hipoglucemia, miopía, histeria, depresión, diabetes, agorafobia, glándulas suprarrenales.

Alimentación: tiene buen apetito, tiende a la bulimia. Preferencia por los alimentos blandos y come despacio.

Su físico es

Su forma de relacionarse en pareja es: tiende a ser víctima. Demanda mucha atención y compañía. Le gusta el sexo. Busca ser independiente.

Se desarrolla con el progenitor del sexo contrario

Edad en la que se desarrolla del primer al tercer año de vida

Su máscara es ser dependiente

Su temor es la soledad

 

 

3.-Humillación

Surgimiento de la herida:  Carencia de libertad, humillación debido al control del progenitor

Sus características son: no se cree ni se siente libre debido a las numerosas limitaciones que se impone. Sin embargo, las personas que lo conocen ven que en realidad es libre y que puede tomar las decisiones que desee. Tiene grandes ojos de demuestran que tiene interés en todo y desea vivir muchas experiencias.  Se avergüenza de sí mismo, de los otros y teme avergonzar a los demás. Ignora sus necesidades, lleva una carga emocional pesada sobre sus espaldas.  Se considera maleducado, desalmado, cochino o menos. Se las ingenia para no ser libre.

Alimentación: alimentos ricos en grasas, se avergüenza al comprar golosinas, es bulímico e ingiere muchas porciones pequeñas.

Vocabulario: ser digno, ser indigno, merecer, no merecer, pequeño, grande o grueso.

Enfermedades: lumbalgia, laringitis, anginas, problemas respiratorios, trastornos en piernas y pies, várices, esguinces, fracturas, disfunciones hepáticas y glándula tiroides, irritaciones de piel, hipoglucemia, diabetes, enfermedades del corazón.

Su físico es

Su forma de relacionarse en pareja es: busca ser madre, se castiga creyendo castigar al otro, es hipersensible. Sufre vergüenza en el sexo, aunque es sexual e ignora sus deseos sexuales. Se compensa y recompensa comiendo. Se deja manipular.

Se desarrolla con la madre

Edad en la que se desarrolla del primer al tercer año de vida

Su máscara es ser masoquista

Su temor es la libertad (emocional/mental)

 

 

4.-Traición

Surgimiento de la herida:  Pérdida de confianza o expectativas no satisfechas en la conexión amor- amor sexual- manipulación

Sus características son: no se percata de hasta que punto crea conflictos para dejar de hablar con alguien. Aunque atrae las separaciones o situaciones en que rechaza a otros, no es consciente de que, al mismo tiempo, les teme. Cree que las separaciones o negativas son lo mejor para él, pues piensa que así no fracasará. Es muy sociable y tiene la capacidad de conocer gente, lo cual le impide darse cuenta del número de personas que ha sacado de su vida. Sus ojos lo delatan cuando se enoja, pues se endurecen y pueden llegar al punto de atemorizar a los demás, hasta el punto de distanciarlos. No muestra vulnerabilidad, le gusta hacer reír y le gusta destacar.

Se cree muy responsable y fuerte.

Vocabulario: disociado, separado, me entiendes, soy capaz, deja que lo haga solo, confía en mí no confía, lo sabía.

Alimentación: buen apetito, come rápido, añade sal y especias a la comida,

Enfermedades: Males que terminan en “itis”, herpes bucal, sistema digestivo, enfermedades de control y descontrol, espasmofilia, agorafobia,

Su físico es

Su forma de relacionarse en pareja es no cumple con sus compromisos y promesas, le cuesta trabajo cumplirlas. Miente fácilmente, manipulador, seductor, tiene muchas expectativas, estado de ánimo dispar, cree que siempre tiene la razón e intenta convencer de eso. Impaciente, intolerante, comprende y actúa rápidamente. Crea conflictos que terminan con sus relaciones inconscientemente,

Se desarrolla con el progenitor del sexo opuesto

Edad en la que se desarrolla entre los dos y cuatro años de vida

Su máscara es ser controladora

Su temor es la disociación en todas sus formas (distanciamiento de la realidad, del medio ambiente en el que se relaciona, de personas) y la negación.

 

 

5.-Injusticia

Surgimiento de la herida:  Debe ser la estrella y perfecto. Bloque de la individualidad

Sus características son: Le resulta difícil reconocer la frialdad porque se considera una persona calidad, que hace todo lo posible para que todo resulte justo y armonioso. Suele ser fiel a sus amigos, pero ellos perciben su frialdad en sus ojos, en su actitud seca y tensa, sobre todo cuando se le culpa o responsabiliza de algo injustamente. Perfeccionista, envidioso. Se justifica, vivaz, dinámico, dificultad para recibir, para pedir ayuda. Tono de voz seco y tenso. Rara vez se enferma y es duro con su cuerpo.

Vocabulario: no pasa nada, siempre, nunca, muy bueno, muy bien, no hay problema, muy especial, justamente, seguramente, ¿estás de acuerdo?

Alimentación: prefiere los alimentos salados, le gusta lo crujiente y se controla para no engordar. Se justifica cuando pierde el control.

Enfermedades: Agotamiento, anorgasmia en mujeres, eyaculación precoz o impotencia en hombres, estreñimiento, hemorroides, calambres enfermedades que terminan en “itis”, tortícolis, circulación, hígado, irritaciones de la piel, nerviosismo, vista deficiente.

Su físico es

Su forma de relacionarse en pareja es frío y le es difícil mostrar afecto. Es sensual.

Se desarrolla con el progenitor del mismo sexo

Edad en la que se desarrolla entre los seis y 8 años

Su máscara es ser rígido

Su temor es la frialdad

 

¿CÓMO SANAR LAS HERIDAS?

Para sanar hay que pasar por cuatro etapas. Las que nos llevaron a tener la herida, pero de forma inversa, hasta llegar a ser nosotros mismos. En realidad, el punto es lograr ser tú

misma, antes de que sufrieras esa herida, recuerda que amarte es otorgarte el derecho de ser tú mismo.

 

Primera etapa: Somos nosotros mismos

Segunda etapa: sentimos dolor y descubrimos que ya no podemos ser nosotros mismos porque a los adultos que no rodean no les conviene. Por desgracia, el adulto no se da cuenta de que el niño intenta descubrir quién es, y en lugar de dejarlo ser el mismo, se dedican a decir quién debe ser.

Tercera etapa: es la rebelión ante el dolor que se vive. Es el momento en que el niño empieza e entrar en crisis y oponerse a sus padres.

La cuarta etapa: la de resignación, cuando decidimos crearnos una máscara con la intención de no decepcionar a los demás y sobre todo no revivir el sufrimiento de no ser aceptados cuando somos nosotros mismos.

 

EJERCICIO DIARIO PARA SANAR LAS HERIDAS

Al final de cada día pregúntate que máscara usaste para hacerte reaccionar en cierta situación ante ti o ante los demás. A continuación, tómate el tiempo necesario para tus observaciones sin olvidar, cómo te sentiste. Para concluir, perdónate al concederte el derecho de haber utilizado esa máscara, sabiendo que hasta ahora era el único medio de protegerte. Recuerda que sentirte culpable y acusarte es el mejor medio para seguir reaccionando de la misma forma cuando aparezca una situación similar.  Ninguna transformación es posible si la aceptación previa de la situación.

¿Cómo puedes saber si vives completamente en aceptación? Cuando aceptas tu actitud ha afectado a otras personas, y tomas responsabilidad de las consecuencias. Sean cualesquiera que éstas sean y tomar acción para resolverlas. El hecho de ser humano significa que no puedes agradar a todos, que puedes desagradas a otros, sin juzgarte ni criticarte.

Lo increíble es que mientras más te permitas ser humano, traicionar, humillar, rechazar, abandonar o ser injusto ¡menos lo harás!

Sabrás que estás sanando cuando tus reacciones sean menos dramáticas de lo que normalmente son, y que fluyas mas en armonía con la vida.

Sabrás que has sanado cuando llegues a ser autónoma y dejes de ser dependiente afectiva.

Existen muchos más ejercicios para sanar tus heridas, que podemos juntas trabajar es sesiones de coaching personalizado, todo es cuestión que de corazón, desees sanar.

Para recordar quienes somos, debemos reconocer quienes NO somos. Lo que somos y lo que hacemos, debe ser la fuente de nuestro bienestar, y no los halagos, el agradecimiento o el apoyo de los demás.

 

Reconocer tus heridas te ayudan a tener una buena relación de pareja y ser feliz. Si reconoces tu herida y deseas trabajarla a fondo y estás dispuesta a invertir tiempo, dinero y esfuerzo para lograrlo. Envíame un mail a coachpaolavega@gmail.com

Con amor, tu coach Paola Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *