¿SEXO Y BELLEZA = AMOR?

 

Si el éxito en el amor dependiera del sexo y del físico, ya estuvieras casada con todos los que has tenido sexo o en el momento que has estado más guapa, te hubieran pedido matrimonio. ¡Pero no fue así! 🙁

 

La industria de la ropa, dietas, ejercicios, perfumes, juguetes sexuales y cirugías se están haciendo cada vez más millonarias, mientras los divorcios y el número de mujeres solteras aumenta cada día más.

 

Algo no está bien.          ¿Qué está pasando?

 

Hay epidemia de desamor y tu tienes el poder de terminar con esa gran enfermedad mundial que está acabando con nuestra felicidad, pero sobre todo, con la tuya.

 

La epidemia de desamor tiene los siguientes síntomas:

 

-Jamás te sientes lo suficientemente buena persona

-Jamás te sientes lo suficientemente bonita o delgada

-Desconoces tus cualidades

-Te avergüenza hablar bien de ti

-Te agredes verbal y mentalmente con juicios y hasta palabras fuertes como: -¡Soy una estúpida!

-No sabes exactamente lo que te hace feliz

-Crees que tu felicidad depende de una persona o cosas externas

-Buscas desesperadamente llenar tus vacíos emocionales con ropa, zapatos, comida, dinero, etc.

-Se te dificulta decir NO

-Te dejas hasta el final

-Nunca tienes tiempo para ti

-Escuchas a los demás, a los artistas, a tus amigos, familiares y hasta los comediantes, pero no escuchas tu voz interior

-Accedes a las peticiones de los demás fácilmente, aunque no desees hacerlo

-No tienes claro lo que quieres en la vida, tu misión o propósito de vida

-Crees que el verdadero amor duele

-Crees que los hombres son malos

-Culpas a los demás por tu infelicidad

-Crees que el amor es dramático como en las películas y en las canciones

-Crees que dar sin limites es amar de verdad

-Te afecta lo que los demás dicen de ti porque no tienes claro tu valor y lo que eres.

-Crees que vales por lo que tienes, por tus éxitos o por tu físico

-Trabajas por los sueños de los demás y no tienes sueños propios

-Crees que es imposible lograr algo grande en tu vida

-Te propones cosas, pero no tomas acción o si tomas acción, dejas las cosas a la mitad.

-Te rindes fácilmente ante las adversidades cuando intentas hacer algo que te guste.

-Culpas a la vida, a Dios, al gobierno o al dinero, por no lograr tus sueños.

-Soportas malos tratos a cambio de migajas de amor y atención

 

Pero…

 

¿Y cómo se cura?   ¿Cómo puedes salir de esa “enfermedad”?

 

N.1 Revisa tu programación mental

De la misma manera que no puedes utilizar una aplicación si aún no la has bajado a tu celular, tampoco puedes vivir en amor si en tu mente no existe esa aplicación. Necesitas descargarla a tu mente para poder gozar de sus beneficios.

Analiza cual es tu programación mental y trabaja en re-programarte y sanar todas las heridas pasadas que te hayan generado “aplicaciones” negativas. Busca ayuda si es necesario.

 

N.2 Trabaja DIARIAMENTE en amarte

Esto significa que descubras que es lo que te gusta, tu definición personal del éxito y lo que verdaderamente te hace feliz y tomes acción para lograrlo diariamente como un estilo de vida, no cómo un ejercicio de un día.

 

N.3 Llena tu mente de programaciones positivas que te ayuden a ser feliz.

Esto implica que dejes la tentadora música de desamor, las llamativas películas y series dramáticas y empieces a vivir tu propia película. Tu propia serie de vida.

Escucha, lee y ve cosas que te ayuden a lograr tu felicidad. Aférrate a tu propia felicidad como un niño a un dulce. Saborea tu vida, no te comas toda la basura de los demás.

Cada minuto que pasa te acerca más a la muerte, tú eliges como gozar el camino de tu vida. En la epidemia de desamor, perdiendo el único recurso no renovable que tienes: “tu valioso tiempo” o tomando acción hacia una vida de verdadero amor y felicidad.

 

Si deseas ayuda personalizada para amarte y encontrar a tu pareja ideal, Solicita una sesión GRATIS conmigo en el siguiente link http://bit.ly/sesiónVIPgratis para escuchar tu caso en particular y explicarte cómo te puedo ayudar.

 

Con amor, tu coach Paola Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *